Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar

Raquel Cabo Flores de Bach Valencia

Centro Natural Raquel Cabo - Flores de Bach - Valencia

Natural y Mente - Escuela Gabinete de Salud Integral

Natural y Mente - Escuela/Gabinete de Naturopatia, Macrobiotica y Psicoterapia

Salud y Turismo Rural . Portal Informativo

guia de turismo rural, balnearios y actividades en la naturaleza

Calendario Cursos y Eventos

<< Abr 2017 >>
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do

El Mundo del Té - Distrubuidor Mayorista

El Mundo del Té - Gandía - Valencia

Dietética Venta Online

Dietetica Herbolario Venta Online

Restaurantes Vegetarianos

Guia de restaurantes vegetarianos

Electrosmog Solution

Bioeléctrica - Electrosmog Solution - Madrid

Acceso Usuarios

Búsqueda rápida

Búsqueda Avanzada
Informaciones

La Miel

La Miel

La Miel: Alimento de los Dioses

La miel es uno de los alimentos más antiguos, naturales y nutritivos que se conocen desde todos los tiempos. Goza de unas cualidades alimenticias y nutritivas excepcionales, a las que se les unen una amplia gama de cualidades terapéuticas que lo convierten en un elemento nutricional imprescindible y fácil de introducir en nuestras pautas dietéticas, siempre y cuando  su calidad esté garantizada, ya sea por empresas que ofrezcan sus certificados de calidad, pero sobre todo si utilizamos miel certificada de origen de la agricultura ecológica.

Desde la más remota antigüedad, el hombre ha estado fascinado por la abeja, un insecto de la que se beneficiado ampliamente en distintos campos de su producción. En los textos persas y  hebreos y en la misma Biblia ya se habla del producto más conocido de este incansable trabajador de la naturaleza, la miel.

El proceso de elaboración

Las abejas recogen con su trompa el néctar que las flores contienen en sus corolas. El néctar es una sustancia muy rica en vitaminas y en sales minerales.
Este néctar lo almacenan las abejas en su estómago y no empezará el proceso de elaboración hasta que el estómago no esté lleno. Para ello viajará de planta en planta, posándose en miles de flores, lo que da nombre a uno de los tipos más conocidos de miel.

Mediante las llamadas diastasas salivares, el néctar es fermentado en el estómago del insecto y se convierte en distintas sustancias nutritivas como son glucosa y fructuosa o levulosa. De esta fermentación se obtiene un líquido que la abeja se encargará de concentrar y airear mediante el fuerte e intenso aleteo de las alas, hasta dejar el líquido final, ahora dulce y espeso, en las celdas de cera de los paneles.

Alimento perfecto

De todo el proceso anterior, concluimos que al definir la miel, se trata de una solución saturada de azucares sencillos que contiene pequeños principios de proteínas, sales minerales, diastasas y vitaminas del grupo B, además de antisépticos como el ácido fórmico y la inhibina, sustancia ésta que paraliza el desarrollo de las bacterias nocivas. Conocida es la capacidad antibacteriana, antiséptica y antibiótica de los productos obtenidos de la abeja especialmente el conocido como própolis, que debe su nombre al filósofo griego Aristóteles y que significa pro= a favor de, en defensa y polis=ciudad, en este caso la colmena y que recubre la misma atrapando a cualquier agente externo que quiera entrar en ella y lo “embalsama” evitando cualquier infección.

Esta composición principal de azucares confiere a la miel un alto poder alimenticio y energético (337 calorías por cada 100 gramos), de fácil digestión. Esto se debe a que estamos hablando de un producto que ya ha sido pre-digerido por la propia abeja, lo que favorece enormemente  el proceso digestivo. Desde las civilizaciones más antiguas hemos heredado pruebas que hablan de sus propiedades balsámicas en afecciones respiratorias, siendo de gran alivio en resfriados, gripes, bronquitis, etc...

La Industria apícola

Para la producción de miel, las abejas depositan su valiosa carga procedente de la recolección en el campo mediante su viaje de flor en flor, en colmenas preparadas por expertos apicultores. Éstos determinan mediante la colocación de las colmenas en parajes determinados de antemano de qué tipo de miel será la recolección. Cuando el campo escogido es variado, estamos hablando de la miel de mil flores. Pero cuando las colmenas fabricadas a tal efecto por el apicultor se colocan estratégicamente en campo de naranjos, brezo, eucaliptos, romeros, etc… obtendremos los distintos tipos de miel que actualmente disponemos en el mercado y cada una de ellas con sus peculiaridades terapéuticas, de las que en nuestra herboristería o dietética nos sabrá informar.

Por fin podemos contar en el mercado con mieles procedentes de la agricultura ecológica, correspondientemente certificadas, lo cual garantiza que la miel que consumiremos ha sido elaborada por las abejas que han recolectado el néctar de las flores de plantas que no han sido abonadas químicamente, ni tratadas con pesticidas e insecticidas químicos al menos en un radio de 3km, además de asegurarnos que el producto no ha sido adulterado, cosa que, desgraciadamente, sucede a menudo.

Garantía de calidad

Puede suceder que a veces observemos que la miel tenga ha obtenido un aspecto cristalizado nos puede llevar a dudar de su estado e incluso su pureza. Nada más lejos de la realidad sino al contrario, ese estado significa que en su elaboración no ha sufrido manipulación alguna.  Es cierto que en el momento de elaborarse originariamente la miel el aspecto que presenta es de una sustancia más bien líquida. El motivo de ello es que la temperatura en el interior de la colmena es elevado y la mantiene en su apariencia más ligera, pero fuera de ella y debido también a los azucares que forman su composición, tiene tendencia a cristalizar fácilmente. Simplemente con un poco de calor, volverá a su estado original sin perder ninguna de sus propiedades.  

Por desgracia,  nos encontramos con demasiado frecuencia en que, contra natura, la miel siempre presenta un estado líquido y brillante que la hace más atractiva y nos induce a pensar en una mayor calidad y propiedades. Nada más lejos de la realidad. La miel que podríamos llamar auténtica se espesa y cristaliza y la que se mantiene atractiva continuamente es muy probable que se deba a manipulaciones realizadas por empresas alejadas de un proceso natural y ecológico, por motivos económicos de algunas multinacionales basados en una imagen comercial. Confiad la compra de vuestra miel a una dietética de vuestra confianza.

 Por ello, debemos desconfiar de las mieles a bajo precio y de las que no sean opacas, granuladas, oscuras y pastosas.

Como se cita en el libro “LA MIEL, EL POLEN Y LA JALEA REAL” de ed. Cedel, “no es que todas las mieles claras sean adulteradas, pero casi todas las mieles adulteradas son claras”.

Las mieles procedentes de la agricultura ecológica y de productores naturales nos garantizan la autenticidad del llamado “alimento de los dioses”.

Jaume Queral Marco
Naturópata
Director de la Escuela Int. de Flores de Bach
Formador - Coaching Emocional


Fecha en que fue añadido: 9.12.2010  Visitado: 1388
Powered by Sigsiu.NET RSS Feeds

Tongil - Productos Naturales Calidad y Eficacia

Tongil Productos Naturales

Centros de Estética Velvet Santander

Velvet - líderes en estética integral y terapias - Santander - Cantabria

Escuela de Yoga y Reiki en Reus

Haridayam Centro de Yoga en Reus

Nina Mas Ardèvol - Productos naturales de estética corporal

Estética corporal con extracto de uva